fraude alimentario SEGAL expertos en seguridad alimentaria

Fraude alimentario: características legales y protocolo para empresas

Desde SEGAL, queremos transmitir que desearíamos no haber tenido que escribir sobre el asunto que trataremos a continuación. Sin embargo, desafortunadamente, el fraude alimentario amenaza al sector agroalimentario. Por este motivo y como expertos en seguridad alimentaria, nos vemos obligados a informarte de las consecuencias, los riesgos y en qué consiste el fraude alimentario. 

Seguramente, como cliente o consumidor de algún tipo de producto o servicio, alguna vez te has sentido estafado o engañado de algún modo. También en el ámbito de la alimentación, cuando por ejemplo, el producto no ha satisfecho tus expectativas o el precio que has pagado por ese alimento es muy superior a la calidad del mismo. 

Curso de manipulador de alimentos SEGAL Seguridad alimentaria

¿Cómo identificar un fraude alimentario?

En ocasiones, ni siquiera nos damos cuenta de que estamos ante una estafa, y más en el campo de la alimentación, donde son más difíciles de identificar. A continuación, te mostramos algunos ejemplos de lo que se puede considerar un fraude alimentario en la actualidad para que los puedas detectar más fácilmente: 

  • Cuando la composición nutricional de un producto no se corresponde con la que indica el etiquetado.
  • Cuando en ocasiones, compramos leche adulterada. Esto significa, que contiene agua mezclada en el brik. 
  • En el caso del aceite, en ocasiones se nos presenta catalogado como “de oliva virgen extra”. Sin embargo, estamos ante un aceite “refinado”, obtenido mediante un proceso industrial de transformación. 
  • A veces, la carne de ternera que encontramos en las bandejas preparadas del supermercado, en realidad se ha mezclado anteriormente con carne de caballo.
  • Mucho cuidado con el sello que cataloga a las frutas como de “Denominación de Origen” porque puede que la empresa que las comercializa no esté acogida a esta marca distintiva de productos de calidad. 
  • Cuando los lugares de procedencia o de fabricación que no son exáctamente los que vienen indicados en el envase del producto. 

Después de haber leído estos posibles fraudes alimentarios, puede que hayas recordado algún momento en el que te haya ocurrido algo similar. Lamentablemente, siguen ocurriendo este tipo de negligencias, aunque de manera puntual en el sector de la alimentación. 

fraude alimentario SEGAL expertos en seguridad alimentaria

Las empresas, contra el fraude alimentario

Para evitar que estos fraudes se produzcan de manera masiva,  las normas de Seguridad Alimentaria han incluido como requisito para las empresas que cuenten con un “Plan de Control del Fraude” o también llamado “Plan de evaluación de la vulnerabilidad contra el fraude alimentario”.

Un plan que debe recoger el cumplimiento de los siguientes aspectos: 

  • Vulnerabilidad ante el fraude procedente de las materias primas.
  • Vulnerabilidad ante el fraude por parte de los proveedores.
  • Evaluación de las medidas de control del fraude alimentario existentes ya en la empresa.
  • Identificación de las medidas necesarias para controlar el fraude alimentario en la empresa.
  • Implantación de las medidas contra el fraude y la evaluación pertinente de la eficacia de dichas medidas.

Nuestro compromiso es tu confianza 

Desde SEGAL, ofrecemos servicios de auditoría, consultoría y formación en diversos campos relacionados con la seguridad alimentaria tanto de forma presencial (garantizando el cumplimiento estricto de las medidas de seguridad y sanitarias), como de forma online, perfectamente adaptada, accesible y completa para empresas a través de nuestra Plataforma de Formación.

Si estás interesado en conocer más sobre este tema y quieres estar informado de todas las novedades de los cursos que impartimos, te dirigimos a nuestro apartado de formación. O si lo prefieres, puedes ponerte en contacto con nosotros en el 976 02 51 27.

Los comentarios están cerrados.