plastico-alimentario

PLÁSTICO ALIMENTARIO: Envase seguro

Esto debería ser ya el primer párrafo dentro del post -¿Sabías que los plásticos alimentarios pueden poner en peligro la salud de un alimento? Existen componentes en los envases de algunos productos que, en contacto con la comida, pueden perjudicarla. En este post te damos algunos trucos para identificar estos plásticos y evitarlos. 

Seguramente alguna vez mientras hacias la compra en el supermercado, te has parado a pensar en la elevada cantidad de plástico que se usa para envasar los alimentos que consumimos. Lo cierto es que según cálculos de la entidad bancaria ING, “las empresas europeas utilizan más de 8 millones de toneladas de plástico para producir envases de alimentos y bebidas”. Y no solo eso, sino que además estos plásticos pueden suponer un riesgo por las sustancias químicas que contienen y que pueden transmitir a los alimentos. 

En este post, hablaremos de los diferentes tipos de plásticos alimentarios que existen y de las consecuencias negativas que pueden tener en la salud de los alimentos ya que, en ocasiones, pueden perjudicarla.  

¿Qué significa que un plástico sea alimentario?

El plástico como material de envasado está muy extendido por sus características. Es ligero, flexible y barato en comparación con otros materiales como el cartón o el vidrio. Además, conserva mejor los alimentos, es fácil de transportar y resulta cómodo para el consumidor.

Sin embargo, los plásticos no solo suponen un problema para el medioambiente, ya que en Europa, los envases representan el 60% de todos los residuos, sino que además, pueden ser nefastos a la hora de evaluar la calidad de un alimento. 

Principales peligros de los plásticos como envase de los alimentos

El plástico en sí mismo no constituye un problema. Sin embargo, sí lo son las pequeñas moléculas que contiene este material, ya que pueden pasar a formar parte de la comida que resguardan. Por ejemplo, sustancias como el policarbonato y la resina epoxi, pueden contener bisfenol A. Aunque son realmente los ftalatos y el aceite de soja epoxidado los que intervienen negativamente sobre la salud, ya que pueden causar desarreglos en el sistema endocrino, en el cerebro y en el comportamiento, el metabolismo y el sistema cardiovascular, la tiroides, el sistema inmunitario, el intestino e incluso pueden ser cancerígenos.

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) dicta que en cuanto a los plásticos destinados al uso alimentario, dicta que “todos los materiales plásticos que se comercialicen en la Unión Europea deberán de ser conformes, además de con su normativa específica, con lo dispuesto en el Reglamento marco 1935/2004 que recoge los requisitos generales a cumplir por los materiales y objetos destinados a entrar en contacto con los alimentos”. 

Además, establece que “los materiales y objetos plásticos no deben ceder sus constituyentes a los alimentos en cantidades superiores a las establecidas. En las fases de comercialización, excepto en la venta al por menor, los materiales plásticos deben acompañarse de una declaración de conformidad. Además, los operadores económicos deberán disponer de documentación apropiada que demuestre que estos productos son conformes”.

¿Cómo saber que un envase es seguro? 

Para saber si estamos ante un recipiente seguro debemos observar los símbolos que se encuentran en la parte inferior de los envases. Veremos una especie de triángulo con un número en su interior comprendido entre el 1 y el 7. 

Así, los envases que posean 1, 2, 4 y 5 son seguros para nuestra salud porque no movilizan sustancias químicas capaces de causar cáncer o la interrupción de las hormonas, mientras que los que presenten los números 3, 6 y 7 debemos evitarlos porque son los que poseen componentes nocivos para nuestra salud. 

envase alimentario descripcion materiales
  • El número 3 corresponde al cloruro de polivinilo (PVC), que difunde un ftalato que es carcinógeno y que se usa para la fabricación del film que tiene contacto con los alimentos frescos, frutas, verduras y carnes. 
  • El marcado con el 6 es el poliestireno (PS), presente en botellas y envases de yogures entre otros. 
  • El número 7 se corresponde con los policarbonatos. Un plástico rígido de color transparente o blanco que se emplea en la fabricación de envases plásticos de zumos, leche, agua, vajilla para microondas y otros utensilios. En el proceso de elaboración de estos plásticos, incrementa los niveles de bisfenol A que puede pasar a los alimentos.

Porque cada producto es diferente y no podemos saber con certeza la composición de cada envase, atento, te mostramos los símbolos que tienes que buscar justo a los anteriores para saber si es un alimento seguro: 

envase uso alimentario

Representa que el envase es apto para estar en contacto con los alimentos.

envase gestion de residuos

Informa de que la empresa que ha empaquetado el producto cumple con la normativa de gestión de residuos de envases.

Tu salud es lo más importante

Desde SEGAL te recomendamos como medida de precaución que intentes no comprar envases de plástico en los que no figure su composición ya que son muchas las evidencias científicas sobre la movilidad de sustancias tóxicas a los alimentos en plásticos alimentarios marcados con los números 3, 6 y 7. Es mejor que optes por almacenar la comida en envases de vidrio, tanto en la nevera como fuera de ella y, si usas recipientes  plásticos, no los calientes en el microondas porque son susceptibles de movilizar sustancias tóxicas.

Como expertos en seguridad alimentaria, en SEGAL trabajamos para que cada vez sean más las empresas del sector agroalimentario las que velen por tu salud alimentaria, cumpliendo todos los requisitos para que el producto que llegue a tu mesa tenga la mayor calidad posible.

Ayudamos a estas entidades a conseguir sus objetivos en Seguridad Alimentaria, ya que las organizaciones deben ser auditadas de manera interna, o bien como parte de la homologación de sus proveedores. Pregúntanos, contamos con un equipo multidisciplinar de auditores, con experiencia en auditorías de primera, segunda parte y certificación.

Si necesitas más información sobre Seguridad Alimentaria para tu empresa, ponte en contacto con nosotros sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto o en el 976 02 51 27.

Los comentarios están cerrados.